El amado Brie

katamaniacos_brie

Quesito de pasta blanda: suave, delicioso y se desliza por nuestra garganta cuando lo comemos. Cremoso, aunque va endureciendo poco a poco mientras madura.

Se escribe brie y so pronuncia “bri”.

Muchas veces podemos consumirlo en Sándwich, baguettes, completar un plato de queso con frutos secos; de frío a caliente sin problemas para disfrutarlo más derretido o sobre un pan seco.

Una manera perfecta de prepararlo es en hojaldre con miel y rebanadas de manzana.

El maridaje perfecto para este queso puede ser un vino tempranillo o un cabernet sauvignon; aunque un vino del Ródano o un Pinot Noir no serán una mala referencia.

Los espumantes, como sabemos, irán bien con casi todos los quesos y en este caso el cava quedará delicioso, no fallará ni un poquito.

Mientras más maduro el queso, más potente el vino: el queso tendrá notas picantes que se podrán resaltar con el tempranillo y el cabernet. Mientras más fresco, la cremosidad podrá acompañar el pinot noir o si acaso, un chardonnay con barrica e incluso un rias Baixas con crianza.