Los de Burdeos

katamaniacos_burdeos3

Si sabemos algo de vino, por poco que sea, es que los de Francia son ganadores. Y va en serio: de las grandes expresiones de vino llega a nuestra mente las Denominaciones de origen como Champagne, Borgoña y Burdeos.

Los grandes vinos de Burdeos.
Bordeaux (que se pronuncia Burdó), es una de las regiones vinícolas más prolíferas de Francia,; en ella encontramos otras Denominaciones (Denominancepcion): Médoc, Haut-Medoc, Paulliac, Saint Julien, Margaux, Saint Emilion, Pomerol, Pessac-Léognan por poner algunos ejemplos

Vinos de Burdeos: Sus vinos son de los más conocidos en el mundo; tienen su “clásica mezcla”, la bordelesa, una combinación de cabernet Sauvignon, merlot, cabernet franc y algunas veces toques de petit verdot y/o malbec. Crus Grand Crus se encuentran aquí, en esta zona se encuentran algunos de los vinos más caros y finos del mundo, aunque eso lo veremos aparte; ahora, sólo veremos estas maravillas que tuvimos la suerte de catar.

katamaniacos_burdeos2

Vino 1: Cháteau Phélan Ségur.
Color intenso, rojo con toques violetas. Tenemos una potencia cromática que en la primera parte nos habla de la juventud de este vino en particular.
En aromas hay fresas, grosellas, rosas, lilas, muchas flores y frutos –en especial rojos y negros-; al final, algo balsámico que da una mayor elegancia al vino.
En boca, vamos a encontrar más balsámico, taninos un poco verdes y robustos.
Es un vino que bien podemos guardar unos 3 o 5 años más sin problemas; también si quieres beber al momento.

Hablar de carnes suena redundante, por lo cual recomendaremos con algún postre de frutos rojos que vayan con los aromas (en verdad, sería una bomba al olfato y al paladar que daría muy buena acidez).
Si se trata de carnes, no vayan a lo más pesado o fuerte, un corte ligero, unas velas y la compañía de alguna persona (amigos, pareja, padres, familia) son ideales para este vino.

Vino 2: Cháteau Brane Cantenac, de Margaux.
Este vino de Henri Lurton proviene de Margó (así se pronuncia).
Con poco porcentaje de merlot pero de deliciosos toques que aportan a la combinación de cabernet Sauvignon (84%) y el 2% de cabernet franc.
Podemos encontrar algo de lo mejor del merlot de la zona: es un vino rojo violáceo, con toques cereza.
Poca evolución, vemos un vino joven.

katamaniacosbordeaux
En nariz, es balsámico, fresas, rosas, casis al por mayor; en boca es de gran estructura.
Tiene una buena acidez, buenos taninos que faltan redondear en esta añada, cosa que nos permite guardar más tiempo en nuestra cava para encontrar un vino excelente a mayor tiempo.
¿Te has casado? Este vino será buenísimo para el aniversario.
Si entraste a la carrera, opciones para una cena de graduación es esta (claro, a menos que pienses cambiar de carrera; no más de 6 años para este vino).

Vino 3: Cháteau Pedesclaux.
Del 2011, un joven con toques de la apelación en su mayor esplendor.
Tiene complejos taninos finos, que van evolucionando en la copa a cada sorbo.
Cerezas, violetas, buena y espesa caída en la copa.
Encuentras casis, especias, pimienta en nariz. La acidez es ligera en su entrada y da toques de chocolate y frutos rojos.

Piensa en una carne a la pimienta, res y cortes de res o puerco en salsas; chocolates y fresas para un regalo especial (si no quieres caer en burbujas).
¿Cuándo beberlo?

La recomendación es tener dos botellas, una para probarla ahorita y la otra en unos 5 años: saliendo de la maestría, del diplomado que no has hecho, cambies tu trabajo o conozcas al amor de tu vida (unos 10 años a lo mucho).

Vino 4: Château de Camensac.
Vino coqueto y gracioso, hermoso color violeta, vino limpio, caída lenta, buena; lleno de frutos rojos, balsámico, cuero, pasto y violetas.
Rica acidez que llena la boca con una suave entrada, buena permanencia en la boca, sin ser pretencioso, logra quedar bien en la boca.
Muestra de lo que es un francés: su propietario, Jean Pierre Foubert lo dice, es un vino que siempre intenta lo mejor.
¿Recomendación? Para no caer en la “típica” carne, piensa en ostiones o simplemente un atardecer en una silla.
Este es un vino para beber con amigos, en casa; desde ahorita hasta cada año para recordar una buena época de primer vino.

Vino 5: Château Beychevelle de Saint Julien.
Es un 4to Grand Cru Classé. Rojo rubí oscuro, se empieza a ver la evolución; caída lenta y suave; con aromas a frutos rojos, balsámicos, zarzamora y grosella.
Tiene una alta acidez que hace salivar al entrar; es redondo, de cuerpo medio a potente. Nos permite ver que se permite un envejecimiento sin problemas.
¿Se te antoja un pato? Esta podría ser una opción; quesos, pastas, platillos macados para este vino que darán la potencial al mismo.
Este es un clásico bordeaux (cabernet Sauvignon, merlot, cabernet franc y petit verdot).

Vino 6: Château Léoville Barton.
Cabernet y merlot nos dan este vino de gran historia, viñas de antigüedad donde las más jóvenes tienen entre 35 y 40 años. Tienen una producción pequeña dedicada a una de las reservas. Este es un 2do Grand Cru Classé.
Cereza con violetas, de alta calidad que se ve desde la copa; algo de sedimento que no es necesario quitar.
¿Falta evolución? Puedes dejarlo más tiempo en cava, al menos unos 3 años hasta unos 10 o 12. Y logras algo bueno.

katamaniacos_burdeos

Vino 7, Château La Fleur Pétrus / Château Belair Monage.

De Pomerol y Saint Emilion.
Color rubí brillante, ribete morado; sotobosque, hierbas, cerezas, casis, buena acidez; vino carnoso y con elegancia.

Por otro lado, Belair Monage, es más frutal, con compotados y de buena cidez.
Con este vino logras un envejecimiento a largo –laaargo- plazo.

Por cierto, para este desayuno (donde re comprobamos que el vino va en cualquier horario –con moderación, como les hemos dicho-) tuvimos un menú exquisito en Cedrón.