Los destinos gourmet de México

katamaniacos_bajacalifornia

México es sinónimo de gastronomía que se complementa con sus vistas, su naturaleza y la calidez de –la mayoría- de su gente. En este país encuentras una gran variedad gastronómica que te dejará anonadado; por algo es que su comida entra en el patrimonio inmaterial de la Unesco. Por eso, les dejamos 5 lugares en México que son los lugares donde más rico se come.


Oaxaca
Desde sus costas, sus bahías a sus pueblos, aquí encontrarás todo lo que quieras: bebidas como mezcal (oh, bendito mezcal, ya me volviste a dar) y cada uno de sus platillos que encuentras en este estado. El menú incluye bichos.
Qué comer:
Quesillo (que tal vez conozcas como queso Oaxaca), mole negro, tlayudas, tamales, caldo de piedra, chapulines, tasajo, las salsas de diferentes chiles de la zona, chileatole,
Que beber: tejate, chocolate, vupu y mezcal, principalmente.

Puebla
Es de la gastronomía más representativa de México para el mundo; todo lo que hacen es rico y se sirve basto. Dulces coloniales, comida por temporada o tacos se encuentran en el menú de este estado.
Desde ir a pueblear a caminar por el centro, las opciones no son limitadas y siempre son deliciosas.
Qué comer:
Mole poblano, chiles en nogada (sólo en temporada), chalupas (tortillas fritas con salsa), enchiladas de pipián, cemitas, molotes (“quesadillas” fritas), pelonas (tortas fritas), churros, tacos árabes, escamoles, enmoladas, rajas poblanas y tacos árabes.
Para dulces (que incluso en Puebla hay una calle dedicada a dulces típicos, en la 6 oriente): rompopes, fruta cristalizada, tortitas de Santa Clara, gotitas rellenas, muéganos, dulces de leche, cocadas, camotes, y más.
Bebida: sidra principalmente (Zacatlán la opción). Algunos licores que se hacen en la zona con frutas.

Yucatán
Sus playas como un referente de la deliciosa comida que aquí vamos a encontrar. Es un paraíso no sólo visual sino culinario.
Los condimentos y el sazón se mezclan con el chile habanero para dar grandes platillos.
Qué comer:
Empezamos con cochinita, seguimos con panuchos, papadzules, sopa de lima, ceviche, huevos motuleños, un delicioso queso relleno y pescado en diferentes presentaciones. Poc chuc, frijol con puerco, relleno negro, mukbil pollo, pib.
Qué beber:
Agua de horchata, xtabentún (licor hecho con una flor de la zona con el mismo nombre) y agua de chaya.

Baja California
Vino, mariscos y el paraíso se encuentran bajo este cielo. Baja California es un estado que nos permite conocer del mar bebiendo una copa mientras descansamos.
Que comer: pan de Tecate, ensalada César de Tijuana, Langosta, comida china de Mexicali (no es broma, un asentamiento de chinos llegó hace mucho tiempo y es normal encontrar comida china deliciosa aquí); lo mismo pasa con comida rusa o incluso italiana.
Para beber: Vino; tiene la zona de producción vinícola más grande de México y las mejores bodegas de la zona se encuentran. Las cervezas –artesanales la mayoría- también son opción.

Veracruz
Paisajes, mar y un largo camino hacen que Veracruz se convierta en un destino gastronómico: Orizaba, córdoba, Tuxpan, y Tecolutla cuentan con algunos de los sitios que más se antojan para ir a comer a la luz del atardecer en el mar mientras se escucha un buen son jarocho de fondo.
Comer: Tamales, arroz a la tumbada, chilpachole de jaiba, picadas, camarones al coco, cazuela de mariscos, pescado a la veracruzana, vuelve a la vida, chiles rellenos, ostiones a la diabla y de postre unas buenas nieves.
Qué beber: jobo, guarapo, habanero (aguardiente de uva y caña), Coatepec (una bebida de naranjas dulces fermentadas), popo (chocolate batido hasta obtener espuma, se sirve en jícaras; parecido al vupu).

Y aunque es verdad que en todo el país se come delicioso y no podemos olvidar la comida de cada uno de los estados, aquí tenemos los más representativos que incluso sirven para planear un buen viaje donde la comida sea uno de los factores importantes para disfrutar.