¿Necesitamos razones para beber vino?

katamaniacos_medidas

Cada día, ante cualquier excusa, sacar de manera consiente un vino no tiene que ver con un posible problema de alcoholismo si sabemos controlarnos.

¿Necesitamos más razones para beber vino qué relajarnos, pasar una buena tarde, estar con amigos?

Pues bien, si duermes con alcohol, es un problema de salud que es necesario atender.
Pero si no, si es la copa casual, si es estar con los amigos, solo, tomar una copa, disfrutarla, comer algo, ver una película, intentar maridajes, tal vez esta opción es para ti.

 

No necesitas razones para una buena copa de vino, sólo la disposición para completar: pizza, hamburguesas, comida rápida y chatarra, palomitas (naturales, mantequilla, gourmet, lo que sea); pedir la comida más exquisita, orgánica –y sin popote- que quieras. Intentar con cualquier menú y aún así, una copa de vino.

Organizar una salida al aire libre y aún así seguir con una copa de vino que te acompañe con los amigos, con la plática, con lo que quieras: y como siempre, mejor si es nacional.

 

Para cocinar o que te acompañe cuando cocinas; cuando comes, al salir, al regresar. Para tomar valor antes de un beso, olvidar un amor, recordar buenos tiempos.
Por música, por baile, por inspiración, por lo que sea. ¿Es acaso que necesitas una excusa para una copa?