Una copa, un queso.

katamaniacos_quesh

¿Quieren hacer un maridaje? Vamos a probar algo de quesos con una copa de vino.

Estas son unas recomendaciones que encontramos en La Prensa de Nicaragua, estas son ideas para combinar el queso con el vino.

Podemos hacer una prueba de quesos azules con tintos robustos, estructurados pero que no sean demasiado tánicos, así mismo, los vinos licorosos son una opción para estos lácteos.

 

¿Queso de cabra? Lo preferible es que sean vinos blancos y frutales.

Quesos de pasta blanda y corteza enmohecida, pueden ser comidos con vino blanco que tengan un buen nivel de acidez, al igual que los tintos jóvenes ligeros.

Para un tinto con crianza que tenga frescura, intenta los quesos de pasta prensada.

 

Los vinos que suelen ser espumosos tienden a ser refrescantes, versátiles, con una rica acidez y tienen las burbujas, las que limpian el paladar. En este caso puede combinarlo con quesos suaves, con sabor a mantequilla o bien cremosos.

Quesos de pasta dura: vamos por vinos tintos que sean más fuertes y más tánicos; en caso de que queramos que sobresalga el queso, vamos por un vino blanco.