¿Qué significa conventual?

katamaniacos_perrillasgalletas

Un pasado lleno de historia.


 En México es común escuchar de “dulces conventuales” o “comida conventual”. ¿Sabemos realmente qué significa?

La palabra viene de un pasado: Tiene su historia. Aquellos días cuando el país era una colonia española, existían los Conventos (sí, de ahí el nombre), que en realidad eran una especie de colegios/internados para mujeres. Ahí ellas estarían a salvo del mundo exterior.

Y de paso, aprender a cocinar delicias.

En estos lugares de reclusión, a las mujeres se les enseñaba como ser una buena católica: como vestirse, como atender las visitas, en caso de ser casadas o comprometidas, poder ser mujeres dignas de un hogar bajo las costumbres de la época.

Dentro de esa enseñanza estaba la comida: que guisar y como preparar. Y es así como tenemos mucha de la comida que a la fecha ha prevalecido.

Un ejemplo de la comida conventual es el mole. El mole, salió de un grupo de monjas que no sabían como alimentar a un grupo de párrocos y juntaron lo que tenían: chiles, pan, un poco de cacao y guajolote.

¡O unos chiles en nogada!

Estos platillos son una de las máximas pruebas del mestizaje: la combinación de platillos de la Nueva España se fueron condensando de esta manera: dulces, platillos fuertes, robustos y que nos recuerdan uno de los grandes sabores de nuestro mundo y de la actualidad.

Para más información.